• en
  • es

Comprando y activando una tarjeta SIM en India

Después de que en más de una ocasión haya estado en un país varias semanas o incluso varios meses y me haya acabado arrepintiendo de no haberme comprado nunca una tarjeta SIM local, decidí que en India no volvería a pasarme lo mismo.

Mientras que en otros países, el proceso es tan fácil cómo al cruzar la frontera o llegar al aeropuerto, coger gratuitamente una tarjeta con el número de teléfono que más te guste, cargar el saldo que creas conveniente y empezar a llamar y utilizar datos móviles, en India no iba a ser tan fácil.

 

    Escogiendo compañía

En India hay tres grandes compañías telefónicas: Airtel, Vodafone e Idea.

Mirando la cuota de mercado veremos que entre las tres se reparten el negocio. Mientras que Airtel es la primera con un 25% de cuota de mercado, Vodafone es la segunda con un 19% y finalmente se encuentra Idea con un 17%.

Las tres tienen precios muy parecidos, pero Idea es un poco más barata que las otras dos. Para poder recomendaros una de las tres compañías con propiedad debería haber pasado allí varios meses con una tarjeta de cada, cosa que ni he hecho ni por ahora podré hacer. Eso sí, os voy a contar cual escogí, el porqué y como me funcionó.

 

Para escoger compañía, decidí preguntar a couchsurfers, viajeros y a los amigos de amigos que tenía viviendo en India. Y la gran mayoría me recomendó Vodafone. Según todos ellos, era la que mejor cobertura tenía tanto en zonas rurales cómo en grandes ciudades, y no sufría repentinos cortes de señal cómo las otras dos si hacían, sobretodo Idea.

Por otra parte, hay muchas más pequeñas compañías telefónicas que deberían ser más baratas pero no me recomendaron demasiado. La única que es nueva, y parece que dará bastante que hablar, es BSNL.

 

    Funcionamiento de la red telefónica India

Una de las cosas que más me sorprendieron al comprar la tarjeta SIM, es cuando me preguntaron si quería activar el Roaming —la itinerancia de toda la vida, vaya—. Por lo general, el Roaming se activa cuando sales del mismo país de donde es la tarjeta SIM, pero en India tienen tres tipos de llamadas: la local, la nacional y la internacional.

El Roaming nacional consiste en poder conectarte a todas las subredes de los diferentes estados que integran el país. Por lo que si piensas permanecer bastante tiempo en una misma zona, es mejor que compres allí tu tarjeta SIM.

Cuando cambies de estado, verás que nada cambia pero pagarás un poco más caras las llamadas y los mensajes de texto.

Por suerte, el Internet móvil es el mismo a nivel nacional, por lo que no tendrás que preocuparte por ello.

 

    Buenos precios

Cómo ya he dicho antes, yo al final decidí optar por Vodafone y éstos son los precios que tenían cuando activé mi tarjeta en 2016.

Adquirir la SIM me costó 100 rupias (1,3€) con 40 rupias en llamadas nacionales y 250MB de datos móviles 3G.

Eugenia intercambiando el número de teléfono con unas mujeres con las que había estado hablando.

 
El minuto salía a 0.8 rupias (0,01€!) y cada recarga de 1GB de 3G solía costar 247 rupias (3,4€), pero a menudo había ofertas y por 149 rupias (2€) te llevabas el mismo Gigabyte.

Si lo único que quieres es tener conexión para WhatsApp y poco más, puedes recargar paquetes de 2G, que no recuerdo ahora el precio, pero eran aún mucho más baratos.

 

    Activando la tarjeta

Para lo que es India en cuanto a caótico, hay que decir que activar una tarjeta SIM no suele dar demasiados problemas. Para variar, yo tuve más de la cuenta, pero si no fuera así, no sería yo, y mis viajes serían mucho más aburridos supongo!

Lo primero que debes hacer cuando te dispongas a comprar una tarjeta es llevar contigo:

  • Una fotocopia de tu pasaporte
  • Una fotocopia de tu visado indio
  • Una foto de tamaño carnet
  • Nombre, dirección y teléfono de contacto del sitio donde te estás hospedando

Una vez hecho ésto, en un plazo de 24 a 48 horas se pondrán en contacto desde la oficina central de Delhi con el teléfono que hayas proporcionado para asegurarse que estás hospedado dónde dices y que eres quién dices ser.

A la izquierda, la tienda Vodafone dónde compré la tarjeta y a la derecha el paquete de la SIM acabada de comprar.

  
Y aquí es donde vino mi problema, y es que si normalmente esa llamada se produce en un máximo de 72 horas, en mi caso nada. Tuve que ir hasta cuatro veces a la tienda que me había vendido la tarjeta para que al final, al cabo de una semana, llamaran, confirmarán y me dieran el visto bueno.

Una vez hecho esto, tu teléfono se conectara solo a la red y tan solo te quedará marcar un número que viene impreso en la documentación de la tarjeta y hablar con un operador para finalizar la activación.

 

    Atención con el negocio de las tarjetas falsas

Una de las cosas que me alertaron cuando hablé con couchsurfers y conocidos acerca de comprar una tarjeta SIM fue de un timo muy común en grandes ciudades. Ya que las tarjetas de prepago tienen una limitación de uso de varios meses, muchos extranjeros que permanecen más tiempo en el país deben cambiarla. Al ir y comprar una nueva, los vendedores se quedan con la antigua tarjeta, que está anulada.

Entonces, muchas veces al querer otra persona comprar una tarjeta SIM, te venden una de estas que está inoperativa, y te dicen que en pocos días estará operativa. Tú te vas tan tranquilo, y ellos rompen la documentación que les has entregado. Para cuando te des cuenta, muy probablemente hayas proseguido con tu viaje y no volverás atrás para ir a reclamarles.

Para evitar esto, me dijeron que en la medida de lo posible fuera directamente a comprar la tarjeta a las tiendas oficiales o en alguno de los puestos callejeros que viniera recomendada por alguien.

 

    Mi sincera opinión

Sinceramente, no me puedo quejar nada de la cobertura y la velocidad del Internet móvil, ya que fueron mucho mejores de lo esperado. Después de utilizar la tarjeta durante más de tres meses por más de diez estados diferentes, nunca nos quedamos sin cobertura, ya estuviéramos en grandes ciudades o en zonas más rurales.

En el único momento que solía perder la conexión era cuando metidos en algún bus se ponía a buena velocidad por según que montañas, que pude ver que con otras compañías no pasaba lo mismo, pero vaya, no considero que sea demasiado importante.

En general, quedé muy satisfecho del servicio ofrecido por Vodafone y de haber comprado la tarjeta SIM, ya que debéis saber también que para reservar trenes en India es totalmente necesario tener una tarjeta de prepago. Ni que sea por esto ya os valdrá la pena comprarla!

Leave a Reply