• en
  • es

Las cuevas de Can Riera, el cañón del Antílope catalán en la provincia de Barcelona

Después de haber estado más de 6 años viviendo en el extranjero y conociendo decenas de países, me di cuenta al volver que no conocía para nada España y no mucho más Cataluña. Me puse manos a la faena, y en lugar de viajar a lugares lejanos estos últimos meses, me he dedicado a hacer visitas por aquí cerca por toda Cataluña y también un poco por Aragón y por el sur de Francia, ya que geográficamente es lo que más cerca me queda de Barcelona.

¡Aquí con parte del equipo montañero!

 

El sitio del que voy a hablaros hoy, lleva ya tiempo escrito en mi lista, pero por una cosa o por otra aún no había ido hasta el fin de semana pasado que por fin lo visité. Os estoy hablando de las Cuevas de Can Riera, que se encuentran en Torrelles de Llobregat, muy cerca de Begues, donde hice toda mi educación primaria… Y como os decía, por vergüenza mía, aún no había estado allí. Si es que…

¡Vamos al lío!

 

 

    ¿Qué hay exactamente allí?

Las cuevas de Can Riera, también llamadas coves Puig Vicenç (como lo encontrarás en Maps.me) o rocas de Can Riera (como lo encontrarás en Google Maps) son unas cuevas que están en unas pequeñas montañas y que se han ido formando debido a la erosión provocada por el agua y el viento a través del tiempo.

Son realmente características por el color rojizo de sus paredes y el de la arcilla que hay por todas partes, así como por sus increíbles formas, ondulaciones y agujeros que te encuentras por todas sus cuevas.

Can Riera es comúnmente comparado, salvando las evidentes distancias, con el mítico cañón del Antílope de la estadounidense Arizona.

 

    ¿Como llegar?

Torrelles es un pequeño municipio de la comarca del Baix Llobregat, que se encuentra a unos 20 kilómetros de Barcelona y que es conocido también por tener el parque temático “Catalunya en Miniatura”.

Si quieres ir a visitar las cuevas de Can Riera, lo cierto es que tendrás que hacerlo con tu propio vehículo ya que a no ser que cojas transporte público hasta Torrelles y una vez allí salgas del pueblo y vayas andando por tu propio pie hasta donde empieza el camino, no podrás.

Hay dos puntos desde los que se suele empezar a caminar para llegar a las cuevas: Uno al oeste y el otro al norte del pueblo.

Nosotros lo quisimos empezar por el que se encuentra en el oeste, por lo que salimos de Torrelles y fuimos por la calle del Raval Mas, también llamada Primera Avinguda, hasta que la misma se bifurca, donde hay que tomar la calle de la derecha, que es de hecho un callejón sin salida donde se puede dejar el coche y ya empezar a caminar.

El otro punto de partida hacia las cuevas no lo conozco personalmente, pero por lo que me han dicho consiste en llegar hasta la plaza de los países catalanes de Torrelles y empezar la ruta por el camino que hay al lado del polideportivo Can Roig.

 

    Cuevas y senderos

Tanto para llegar como para dar vueltas por la zona puedes tomar diferentes senderos. Por el camino que nosotros cogimos, hay tan solo un par de kilómetros con un desnivel de 150 metros hasta llegar a las cuevas, mientras que por el que empieza en el polideportivo de Can Roig hay unos 3,5 kilómetros y un poco más de desnivel que en el primero.

¡Buenísimos frutos de madroño por el camino!

 

El camino en cualquier caso es realmente fácil de seguir, pero no está muy bien señalizado, sobretodo una vez has llegado a las cuevas, por lo que es muy recomendable utilizar un GPS. Los mapas de Maps.me de esta zona te serán de gran ayuda ya que son muy completos y allí podrás ver in situ todos los senderos posibles que tienes a tu alrededor.


Explorando las cuevas :)

 

Una vez en las cuevas, para moverte entre ellas los caminos son ya más pequeños, empinados (en algunos casos vas a tener que ayudarte de las manos para trepar) y tendrás que ir esquivando grandes cactus que te encontrarás a los lados del camino. Desde las mismas cuevas ya tendrás una vista bastante bonita a la comarca del Baix Llobregat pero si quieres una aún mejor, puedes subir al pico más alto de la zona, el Puig Vicenç, que se encuentra a menos de un kilómetro de las cuevas.

Si vas con ganas de saltar como una cabra entre piedras y por las cuevas, será mejor que lleves ropa que no te importe ensuciar, ya que debido al polvo rojizo que hay acabarás bastante sucio.

Vistas al Baix Llobregat

 

En fin, que si vienes a Barcelona o Cataluña por unos pocos días, quizás no hace falta, pero si tu estancia va a ser larga o incluso vives por aquí, te recomiendo muchísimo visitar estas desconocidas pero impresionantes cuevas que he tenido desde siempre aquí al lado de casa, y no disfruté hasta hace un par de días!

Leave a Reply