• en
  • es

La salvaje y maravillosa naturaleza de la provincia de Almaty

Escuchamos grandes cosas sobre la provincia de Almaty y tenemos que decir que no sólo no nos decepcionó, sino que nos sorprendió muy gratamente.

En la ciudad en sí, además de un par de iglesias, algunos parques y mercados por los que perderse, no hay mucho más que ver. Lo que sí que es realmente impresionante e interesante de explorar son todos los lugares naturales que la rodean. Muchos paisajes diferentes, desde altas montañas a tierras llanas y desde lagos a cañones.

Por lo tanto, haz de la antigua capital de Kazajistán, Almaty, tu base durante una semana o más y recorre la provincia para descubrir su maravillosa naturaleza, sin por supuesto perder la vibrante vida de la ciudad, llena de actividades y cosas siempre sucediendo.

Aquí tienes un mapa con todos los lugares de los que voy a hablar.

 

    Medeu y Shymbulak

Medeu es el centro de deportes de invierno construido no muy lejos de la ciudad, a tan sólo 15 kilómetros de distancia. Puedes llegar fácilmente con el autobús número 12, que cuesta 80 KZT (0,20 €), y desde allí debes decidir o caminar hasta la estación de ski Shymbulak o tomar el teleférico (que cuesta 1.500 KZT solo ida o 2.500 KZT ida y vuelta).

Decidimos hacerlo caminando y tenemos que decir que la caminata, incluso si la mayoría del tiempo es en una carretera pavimentada con algunos coches, fue muy agradable, con hermosas vistas en el camino. Por otro lado, encontramos Shymbulak un poco decepcionante, probablemente debido a la falta de nieve, que estamos seguros que es lo que hace mucho más bonito durante el invierno.

Estarás encantado de saber que aproximadamente a la mitad del camino hay un par de pequeñas piscinas de madera llenas de agua fresca del río. Son totalmente gratis, así que no te olvides de llevar también tu toalla y traje de baño para relajarte un poco en el agua fría antes de seguir adelante.

Para volver a Almaty no sabemos exactamente a qué hora pasa el último autobús, pero nosotros tomamos el que pasa a las 21.40 y en cualquier caso, si lo necesitas, siempre hay taxis alrededor.

 

    Lago Big Almaty

No planeábamos hacerlo, pero finalmente pasamos más tiempo de lo esperado en el lago Big Almaty, ya que debido a la interminable lluvia que cayó tuvimos que quedarnos un día entero dentro de la tienda de campaña.

Aunque en verdad acabó saliendo a nuestro favor, porque la segunda mañana que nos despertamos allí el cielo estaba despejadísimo y el sol brillaba tan fuerte que la vista desde donde acampábamos era simplemente increíble. El contraste de los azules del cielo y del lago, aunque estaba en su nivel más bajo de nivel del agua, y el verde de las montañas todavía cubiertas por la nieve en la cima.

Para llegar al lago puedes coger el autobús número 28 que te llevará hasta la entrada de la reserva natural y desde allí puedes caminar durante 15 kilómetros o levantar el dedo e intentar que alguien te recoja. Nosotros tuvimos suerte y después de caminar unos pocos kilómetros una pareja joven, que sólo iba a rellenar unas botellas de agua a un manantial, fue muy amable y nos llevó hasta el observatorio de astrología, al lado del lago, donde pudimos instalar nuestra tienda para las próximas dos noches. Y estábamos totalmente solos en medio de las montañas, realmente impresionante!

 

    Lago Kaindy

Alejándote ya más de la ciudad de Almaty, se encuentra este hermoso y realmente característico lago.

¿Y qué es lo que lo hace tan peculiar? Pues que está situado en un valle donde antiguamente sólo había bosque, así que hoy en día esos árboles salen del agua cristalina del mismo lago. Parece un lugar irreal sacado de un cuento de hadas, más aún si estás allí solo.

La manera de llegar allí no es nada fácil, menos todavía si vas con autoestop como nosotros, pero diré que vale realmente la pena por el bello panorama que verás. Y no sólo al llegar, ya que todo el camino es muy agradable de hacer aunque el camino es bastante desastroso.

 
El trekking al lago comienza desde el pequeño pueblo de Saty, que ya es bastante encantador de por sí con verdes y graduales montañas en ambos lados y un gran río azul claro que fluye justo a su lado, y es de 7 kilómetros de largo por cada trayecto. Afortunadamente tuvimos un poco de ayuda, primero de un quad para cruzar un pequeño río que te encuentras por el camino y de un coche que nos llevó todo el camino de vuelta a Saty.
 

    Lago Kolsay

Este hermoso lago se encuentra justo después de Saty y para ser más precisos, hay que decir que no es el lago de Kolsay sino los lagos de Kolsay. Al primero se puede llegar fácilmente en coche, pero para llegar al segundo no hay otra manera que hacerlo a pie.

Siendo honestos es menos característico que Kaindy pero de todos modos vale la pena una parada. Cuando llegues al primer lago, encontrarás delante de ti un gran valle con las montañas totalmente cubiertas por el bosque y en el medio un lago muy calmado. Después de la caminata, realmente necesitábamos dejar que nuestros pies se relajasen un poco y aunque el agua estaba muy fría (alrededor de 6°C), fue el paraíso sumergir nuestras piernas en el lago.

 
 

Mientras estés allí, también puedes alquilar un barco para dar vueltas por el lago o, como he dicho anteriormente, ir de excursión al segundo lago. Si tú lo has hecho, deberías decirnos qué tal es el segundo lado ya que no pudimos llegar porque una familia kazaja con quien empezamos a hablar en el lago se alegró tanto de hablar de su país con nosotros y saber de los nuestros que nos invitaron a ir con ellos el resto del día.

 

    Cañón de Charyn

Después de pasar la tarde hablando, comiendo y tomando un montón de té con la agradable familia, que conocimos en el lago Kolsay, y sus parientes en Saty, llegamos al cañón de Charyn tan tarde que ya estaba bastante oscuro. Lo bueno fue que no tuvimos que pagar por la entrada, ya que no había nadie trabajando en el peaje!

 
 

Después de un par de fotos nocturnas y habernos despedido de la familia, buscamos un buen lugar y pusimos la tienda de campaña para pasar la noche esperando que nadie viniera a echarnos. Afortunadamente no sucedió y el día después a las 6 de la mañana nos despertamos para explorar lo que normalmente llaman el «pequeño Arizona» por su parecido con el Gran Cañón de los Estados Unidos, aunque realidad no sabemos lo cierto que es esto, ya que no hemos estado allí todavía.

En realidad el cañón de Charyn tiene como cinco diferentes tipos de valles para visitar, pero ya que era difícil moverse para verlos todos haciendo autostop, decidimos caminar a lo largo del más conocido, que se llama «Valle del castillo», por la conformación de sus acantilados.

Caminar por el valle fue realmente impresionante. Siempre me sorprende como funciona la madre naturaleza y tengo que decir que fue mucho más hermoso de lo que esperaba. Consejo útil: intenta llegar bien temprano por la mañana porque en nuestro camino de vuelta estaba empezando a estar súper lleno de turistas, que rompen gran parte de la magia de caminar entre estas rocas enormes espléndidamente formadas por la naturaleza. También no te olvide de traer un montón de agua y un sombrero porque hace mucho calor.

 

    Cascadas de Turgen

En el camino de regreso a Almaty, cerca de la ciudad de Issyk en las inmediaciones de Turgen, hay un par de hermosas cascadas en el medio de sus verdes montañas.

Debido a una inesperada pero muy agradable barbacoa con un grupo de chicos jóvenes en un parque, terminamos teniendo un par de guías para la visita de la primera cascada. El camino para llegar a ella no es muy largo, más o menos 1,5 km, y bastante fácil de hacer. Sólo debes tener cuidado de no mojarte los zapatos ya que varias veces tendrás que cruzar un pequeño río o caminar directamente sobre él.

Al final del camino habrás alcanzado una cascada de 30 metros de alto y desde ella tendrás también una bonita vista de las montañas de alrededor. Queríamos visitar también la segunda y más grande cascada, pero un local nos dijo que no era una buena idea en esta época del año. Así que después de un poco de relajación, hablando y tomando fotos con nuestros espontáneos guías y con algunos turistas locales, hicimos nuestro camino de vuelta antes de oscurecer y pusimos la tienda justo a tiempo, antes de que comenzara una fuerte lluvia..

 

    Tamgaly Tas

Mientras que todos los otros lugares que visitamos estaban al sur o este de Almaty, para llegar a Tamgaly Tas que tendrás que dirigirse al norte.

El paisaje de bosques verdes y altas montañas parcialmente cubiertas de nieve cambiará a un paisaje más árido y polvoriento con un color amarillo dominante. Además, la temperatura es bastante más alta, por lo que yendo con las mochilas te puedes imaginar como estábamos muriendo caminando por allí. De todos modos en este lugar hay algo completamente diferente de ver y es que en las rocas de las montañas junto a la orilla del río Ili hay unas imágenes talladas de Buda y otros símbolos. Y aunque que puede que no sea la cosa más impresionante de ver, personalmente me pareció interesante la visita.

¡Y eso es todo! Realmente encontramos la provincia de Almaty encantadora y apasionante, con todas sus montañas, lagos y ríos casi intactos y con toda su vida salvaje. Sinceramente maravilloso!
 

Leave a Reply