• en
  • es

Mi ruta a través de incontables monasterios en Armenia

 

    Duración de la estada: 14 días.

    Período: Julio 2015.

 
Armenia, ese país que se encuentra en el Caucaso sur en la frontera imaginaria entre Europa y Asia, se considera la cuna de la agricultura y de la civilización en sus primeras etapas. Más adelante se convirtió en el primer país del mundo en adoptar el cristianismo cómo religión oficial del estado y dónde se construyó la primera catedral cristiana.
 
Suena interesante, verdad? Detallemos pues la ruta que hice.

armenian_routemap 

    Monasterios de la Provincia de Lori

Llegué al país cruzando desde Tbilisi, Georgia, y la primera provincia armenia en la que estuve fue la de Lori. Había leído acerca de Sanahin y Haghpat, dos importantes monasterios que forman parte de la lista de patrimonio mundial de la UNESCO, así que planee estar por aquí sólo un día, aunque al final y viendo que estaba lleno de antiguos monasterios rodeados de bonitas montañas fueron algunos más.

haghpat

Estuve durmiendo en la localidad de Alaverdi, ya que está en el centro de la provincia por lo que me era fácil moverme de un monasterio a otro y porqué el monasterio de Sanahin se encuentra allí mismo. Los monasterios de Haghpat y Akhtala me quedaban a pocos kilómetros hacia el norte, mientras que en dirección contraria, a unos 10 kilómetros se encontraba ya la iglesia de Odzun y las maravillosas vistas desde éste pueblo que se encuentra en una de las tantas altas montañas de la región. Continuando unos kilómetros más hacia el sur nos encontraremos los monasterios de Horomayr y Kobayr. Todos ellos una auténtica delicia.
 

    Lago de Sevan, Garni y Geghard

Empezando ya la ruta hacia el sur, y a medio camino de la capital, se encuentra el lago de Sevan que es el más grande de todo el país. En el medio de éste, hay una pequeña península montañosa con un también pequeño monasterio arriba de todo, que nos proporciona unas vistas al lago increíbles y es un sitio genial dónde pinchar una tienda de campaña y hacer noche.

sevan-lake

Bajando aún más hacia el sur y desviándonos un poco a la izquierda antes de llegar a la capital, nos encontraremos primero con el antiguo templo de Mihr en Garni y después con el conocido monasterio de Geghard.

A la izquierda, el templo de Mihr. A la derecha, el monasterio de Geghard.

 

Éste primero es el único edificio con columnas greco-romanas en todo el país y es el símbolo y la estructura más conocida de la Armenia pre-cristiana, mientras que el segundo se caracteriza por ser un monasterio excavado en buena parte de la montaña adyacente, estando ambos de nuevo considerados patrimonio mundial por la UNESCO.
 

    Ereván

Llegamos ya a la capital y sinceramente me sorprendió muy positivamente. Ereván es una ciudad joven, llena de vida y de cosas por hacer. En el centro (Kentron en Armenio) se halla la conocida plaza de la República, antes de plaza de Lenin, siempre llena tanto de turistas cómo de locales, dónde cada noche a las 22h hay un show llamado «fuentes cantantes» y unos surtidores de agua siguen una coreografía al ritmo de la música a la vez que se van iluminando de diferentes colores. En la misma plaza hay dos museos, la Galeria Nacional de Armenia y el museo de historia, muy recomendables ambos y en especial el segundo para hacer un salto en el tiempo y descubrir el pasado de Ereván y de éste antiguo pueblo.

Tambien al lado del centro hay unas largas escaleras llamadas «cascada» que en forma de parque suben a una pequeña montaña de 120 metros. Éstas van creando diferentes niveles dónde en cada uno hay esculturas y jardines, hasta llegar al quinto y último piso dónde se pueden apreciar unas magníficas vistas del centro y de toda la ciudad.
Para acabar, ya más lejos del centro, se encuentran el memorial y el museo del genocidio armenio que cuenta las atrocidades a las que éste pueblo fue sometido hace justo un siglo.
 

    Zvartnots y Echmiadzin

Dejando la capital atrás ya, a 10 kilómetros al oeste de Ereván nos encontraremos con las ruinas de la catedral de Zvartnots. Ésta fue construida en el siglo I cuando Armenia estaba bajo el control del imperio Bizantino y permaneció en pie hasta finales del siglo X dónde fue destruida y con el tiempo enterrada. No fue descubierta, y por ende desenterrada, hasta principios del siglo pasado.

A la izquierda, parte de las excavaciones de Zvartnots. A la derecha, la catedral de Echmiadzin.

 

A 10 kilómetros aún más al oeste se encuentra la catedral de Echmiadzin, que fue la primera catedral del Cristianismo y actualmente es la sede de la Iglesia Apostólica Armenia, por lo que su máximo representante en la tierra, el obispo principal, reside aquí. Me gustó bastante pero justo coincidió que estaba toda la catedral recubierta de andamios ya que estaban restaurando algunas partes así que evidentemente mi impresión se vio mermada.
 

    Khor Virap

Volví en dirección Ereván y al llegar a la capital empecé a ir hacia el sur hasta llegar a Khor Virap, dónde decidí hacer noche. Éste es un monasterio que se encuentra encima de una montaña a pocos kilómetros de la frontera con Turquía y desde dónde se puede apreciar el conocido Monte Ararat turco.

khor-virap

Teniendo ninguna casa a varios kilómetros a la redonda, acampé allí arriba y entre la tranquilidad, el viento suave y fresco, las vistas y el cielo superestrellado, os aseguro que no pude dormir mejor.
 

    Monasterio de Tatev

Continué hacia el sur y antes de cruzar a Karabakh, visité el monasterio de Tatev.
Para llegar a éste hay dos maneras: coger un teleférico que te llevará directo entre las montañas hasta llegar al monasterio en cuestión, o seguir carretera abajo tú mismo. Yo, para variar, escogí la segunda.

La primera ventaja de no coger el teleférico es que a medio camino te encuentras con el llamado Puente del Diablo, que cruza el río Vorotan, y podrás darte un refrescante baño cómo verás a más de un local hacer.

El camino en total son unos 15 kilómetros e incluye varios desniveles subiendo y bajando montañas pero si vais con tiempo, vale la pena hacerlo por la tranquilidad del sitio, las vistas y un monasterio oculto que hay allí llamado Tatevi Anapat, inaccesible si se ha cogido el teleférico.

tatev-monastery

Una vez lleguemos a la fortificación del monasterio veremos que consta de tres iglesias (La de los Santos Pablo y Pedro, la de San Gregorio el Iluminador y la de la Santa María), una biblioteca, el mausoleo, y otros edificios administrativos. Así que ya sólo queda sacar la cabeza por todos los lados y disfrutar de ésta construcción que empezó en el siglo IV con la cristianización de Armenia.
 

    Goris y Vardenis

Para acabar pasé por las localidades de Goris y Vardenis cómo puerta de entrada y salida a la república de Nagorno Karabakh (Lee la ruta explicada en éste post!) pero lo cierto es que si no planeais ir a Karabakh éstas ciudades son totalmente prescindibles.

 
En fin, así es cómo invertí mis dos semanas por Armenia, una tierra preciosa, llena llena de monasterios y que huele a historia por todos los rincones. Os ha gustado mi ruta? Creéis que me he dejado algo? Hacédmelo saber en los comentarios. Disfrutad!
 

Leave a Reply