• en
  • es

Descubriendo el antiguo arte de la henna

Una de las tradiciones seculares de Asia del Sur, Oriente Medio y África del Norte es el arte de la henna, conocido también en español cómo alheña. En éstas diferentes regiones, ésta forma de arte se desarrolló más o menos en el mismo período. Pero por supuesto, de diferentes maneras, empezando por los elementos que se mezclan para crear la pasta de henna llegando hasta las formas y las líneas del tatuaje.

Sólo durante éste último siglo pasado, el arte corporal con henna no tuvo un gran auge como cosa turística a hacer, y se extendió por todo el mundo convirtiéndose en una imperdible moda exótica a probar al menos una vez estando en vacaciones en India o Marruecos. Antes de esta comercialización, la ejecución de este arte estaba reservada para las mujeres durante las ceremonias religiosas, el matrimonio y la celebración de la fertilidad.

manos dibujadas con henna
mujer con henna en la boda a la que asistimos en Agra

 

Mientras Jordi estaba en Sri Lanka me quedé en India haciendo un pequeño voluntariado. Allí, Hema, la hermana mayor de la familia que me estaba acogiendo, me inició en ésta hermosa y característica forma de arte, durante una de sus lecciones en un centro cultural.

En primer lugar, aprendí que para poder realizar dibujos muy detallados y elaborados no se puede utilizar sólo henna pura y natural. De hecho ésta, de color rojo, permite sólo hacer formas geométricas simples como círculos y líneas. Pero, para hacer el tan conocido tatuaje de henna, es necesaria la combinación de diferentes productos.

La mezcla no es difícil de hacer y todos los ingredientes necesarios son naturales y fáciles de obtener, no como yo podía pensar en un principio.

Hema trabajando con la pasta de henna

 
Los componentes necesarios para hacer la pasta para los tatuajes son:

  • Henna en polvo
  • Una cucharita de té de azúcar
  • 3-4 gotas de limón
  • 3-4 gotas de aceite de eucalipto
  • Medio vaso de agua
  • Una poco de aloe vera, que hará que la henna se pegue
  • Aceite de guante, para que dure más tiempo (ésto no es esencial)

 

Una vez que hayas mezclado todos los elementos en un recipiente de plástico o de vidrio, lo que quedará por hacer es coger un trozo rectangular de lámina de plástico y enrollarlo en forma de cono (como el de un helado). Ahora coged la pasta de henna que acabáis de hacer y rellenad el cono con ella. Agitadlo un poco para que se distribuya de manera uniforme en todo el cono y ya estará listo!

Antes de usarlo, sería mejor dejar la henna en reposo entre seis y ocho horas a temperatura ambiente. Pero no hay ningún problema si no tenéis tiempo y queréis utilizarla de inmediato.

Ahora viene el mejor momento y el más divertido: cuando tu parte artística e imaginativa toma el control y te vuelves loco creando patrones salvajes, dibujos y figuras sobre ti mismo o sobre las pieles de tus amigos. Tal vez antes de empezar, no será muy mala idea hacer un poco de práctica en un papel. Sólo para evitar un posible gran lío en el cuerpo en el que dibujes, ya que ésta mezcla de henna durará alrededor de ocho a nueve días. Menos por supuesto que los tatuajes realizados con henna natural, que durarán unos quince días.

dibujando con henna sobre papel
Pasta de henna lista para utilizar

A la izquierda, Hema dibujando en el papel. A la derecha, la pasta de henna una vez terminada.

Tradicionalmente, existen dos tipos de tatuajes de henna: el estilo árabe y el indio. Pero hoy en día se está consolidando un tercero llamado estilo indo-árabe, que como bien indica su nombre, es una combinación de los dos estilos tradicionales antiguos.

Las técnicas de diseño indias y árabes son muy diferentes. Tal vez podría incluso decir que son opuestas. El estilo indio, también conocido con el nombre del mehndi, se caracteriza por tener líneas y modelos complejos y repetitivos. No existen brechas entre los dibujos y muchas veces se pueden encontrar figuras de instrumentos musicales y escenas de bodas. Por otro lado, el estilo árabe tiene un diseño más definido, con muchos más espacios. Es característico también por tener líneas gruesas y dibujos de hojas y flores.

Tatuaje henna de los dos brazos
Tatuaje de henna bajo el cuello

Y este es el resultado de la bella obra de Hema :)

Además de todo lo que ya hemos dicho sobre los tatuajes de henna, no olvidemos decir que la planta de henna tiene una gran cantidad de beneficios para la salud, algunos para la piel, como la regulación de la temperatura corporal, la circulación sanguínea y sirve también como protector solar.

Así que id al mercado, comprad los mencionados artículos necesarios y tratad de realizar por vosotros mismos la pasta de henna, practicad un poco y disfrutad dibujando en vuestro cuerpo o en la piel de otra persona.

Leave a Reply