• en
  • es

Explorando Pai con una moto

Una destinación de mochileros en el norte de Tailandia, que vale la pena visitar durante tu estancia en el país sin duda es Pai. Elige un hostal, deja la mochila, alquila una moto y empieza a explorar los alrededores.
 

    Cascadas

Debido a que Pai se encuentra en medio de las montañas; los ríos y sus cascadas son uno de los mejores atractivos de la zona, por lo que la mejor época para visitarla es durante la temporada de lluvias, cuando la naturaleza es super verde y los ríos están llenos de agua.

 

Las cascadas más conocidas son Mor Paeng y Pam Bok, ambas a unos 8 kilómetros de distancia del centro. Una vez que se llega a ellos, sólo tendrás que encontrar un buen lugar donde poner tu toalla y pasar el día nadando en el río y tomando el sol.


 

En cualquier caso, incluso durante la temporada seca Pai tiene su encanto, en especial para aquellos que no pueden resistir la tentación de tomar los caminos inexplorados que descansan en el medio de las montañas, a la espera de un motorista loco que quiera conducir a través de ellos.

 

    Aldea china

Curioso, característico y sin duda un lugar diferente para visitar es Shiandicun, que es una de las tres aldeas chinas desarrolladas en territorio tailandés.


 

Allí podrás caminar por el parque con un pequeño río y lago, todo ello rodeado de reproducciones de casas chinas construidas con barro y paja. Antes o después de haber probado algunos platos chinos y un vasito de té, tómate un poco de tiempo para visitar el pequeño pero interesante museo, donde encontrarás explicada toda la historia y el origen de la población.

 

Entre todo lo que más te impactará será darte cuenta de una vez entras al pueblo, casi nadie habla tailandés, sólo Chino y un poco de Inglés, debido al turismo por supuesto.
 

    Kong Lan

Al menos para nosotros, el cañón de Kong Lan fue definitivamente lo más destacado de Pai. A lo largo del este, puedes seguir caminos diferentes para explorar toda la zona y en algún momento, la cosa se pondrá divertida cuando te toque ponerte a subir y bajar por las rocas.

 
El mejor momento para visitarlo es durante la puesta de sol, incluso si se llena de visitantes, buscando un poco serás capaz de encontrar el lugar perfecto para disfrutar de la puesta de sol en paz. Tú, la naturaleza y nada más! Absolutamente increíble.

 

    La granja y la ‘tierra dividida’

Algo que sin duda es bien raro de ver es la llamada ‘tierra dividida’ (Land Split en inglés). Esta gran grieta en el suelo se formó por un terremoto en 2008, y desde entonces cada vez que hay actividad sísmica la grieta se hace más grande y más profunda.

 

Este sitio merece la pena ser visitado, especialmente por la granja orgánica que se instaló al lado de ella. Los propietarios estarán muy contentos de guiarle por su tierra y explicarte todo sobre ella. Además, si contribuyes con una donación libre tendrás la posibilidad de saborear su zumo fresco de rosella y de otros productos de su granja, como el plátano, papaya, patatas dulces, etc.

 

    Templos

Al igual que en toda Tailandia y el sudeste asiático en general, encontrarás muchos templos por todos lados también en este valle. Debido a la vista que se tiene sobre Pai y las montañas, particularmente en la puesta de sol, los templos más famosos son el Wat Prathat Mae Yen, conocido como templo en la colina, y el Big White Sitting Buddha. Si conduces unos pocos kilómetros al norte de la ciudad, menos conocido pero también interesante, encontrarás Wat Sri Donchai que fue el primer templo de la ciudad, construido hace alrededor de 800 años.


 
Hay otros lugares de interés que no visitamos durante nuestra estancia en Pai, que es posible que quieras echarles un vistazo. Por ejemplo, si está buscando pasar un día relajante, puedes dirigirte a las aguas termales, o en caso de que quieras más aventura puedes visitar la cueva de Lod situada a unos 30 kilómetros fuera de la ciudad. Por último, también puedes visitar el famoso puente conmemorativo, situado no muy lejos del cañón.

Por lo tanto, ¿A qué estás esperando? Simplemente coger tu moto, pisa el acelerador y piérdete entre la hermosa naturaleza y los templos que rodean a este pequeño y encantador pueblo.

Leave a Reply